¿Cuándo es hora de visitar el veterinario? 1

¿Cuándo es hora de visitar el veterinario?

Muchas veces nos entra la duda de cuando es hora de visitar al veterinario.

Un viaje al veterinario puede ser estresante y costoso, por lo que algunas personas dudan en llevar a sus compañeros a la clínica veterinaria de inmediato.

A veces, esperar es razonable ya que un animal puede recuperarse de un episodio de diarrea o picazón en la piel en el hogar.

A veces, sin embargo, esperar demasiado puede tener consecuencias perjudiciales para el animal.

A continuación, describimos algunos casos en los que es probable que la atención domiciliaria sea suficiente y algunas indicaciones que requieren un viaje al veterinario.

Sin embargo, tenga en cuenta que es solo una lista parcial y una guía aproximada por lo que en caso de duda, LLAME a su veterinario.

Heridas

En qué casos no es necesario ir al veterinario

Las lesiones menores, raspones o contusiones, a veces se pueden manejar en casa. Si un animal tiene un rasguño o herida, los primeros auxilios pueden ser todo lo que se necesita.

Las heridas más grandes o más profundas requieren atención médica y las mordeduras de perros o gatos siempre requieren atención veterinaria.

Para heridas más pequeñas, corte el cabello del área, lave suavemente con agua tibia para eliminar los restos y aplique  Cristalmina o Betadine diluido en suero Evite que el animal lo lama. Aplíquelo varias veces al día.

Debería ver que la curación comienza y mejora en el área en varios días. Si no ve una mejoría, entonces es hora de ir al veterinario.

Las heridas punzantes deben tratarse con precaución, ya que pueden ser peores de lo que parecen y pueden infectarse más fácilmente que las heridas superficiales. Limpie y trate como se describió anteriormente, pero llame a su veterinario si observa hinchazón o inflamación.

Para contusiones o tensiones menores, la clave suele ser el descanso y la protección del área afectada. Mantenga al animal confinado si es necesario y llévelo a la calle con correa.¿Cuándo es hora de visitar el veterinario? 2

Algunos esguinces pueden tardar semanas en sanar, así que no permita que el animal se sobreexcite o que comience el ejercicio normal demasiado pronto.

Los suplementos musculoesqueléticos, pueden acelerar la curación de hematomas, esguinces y distensiones.

Existen remedios naturales calmantes, a bases de plantas que pueden ayudar durante el período de confinamiento para la inquietud de animales ansiosos.

Proporcione masticables para que los perros los ayuden a obtener energía que no puede gastarse mediante el ejercicio. Nosotros trabajamos con masticables de la marca Naturavetal, como la carne de bovino deshidratada o el asta de ciervo.

En qué casos si es necesario ir al veterinario

  • Heridas mayores o profundas
  • Heridas por mordeduras: las mordeduras de perro pueden causar más daño debajo de la superficie de lo que ves y pueden infectarse; las mordeduras de gatos, con frecuencia se infectan y los antibióticos son casi siempre necesarios.
  • Heridas punzantes profundas, con hinchazón, pus o mal olor.
  • Heridas que parecen extenderse o infectarse (rojo alrededor de los bordes o pus supurante).
  • Si el animal aparece con dolor, puede haber lesiones que no puede ver. Animal puede necesitar medicación.
  • Cojera o dolor persistente en un animal mayor (posibles signos de artritis)

Problemas digestivos

En qué casos no es necesario ir al veterinario

Las molestias estomacales menores que involucran diarrea o vómitos a menudo se pueden controlar en casa durante un día o dos antes de dirigirse a la clínica veterinaria. Estos síntomas a menudo se remontan a algo simple, como ingerir algo inusual, ansiedad o estrés, comer demasiado o demasiado rápido, o hacer ejercicio poco después de comer, etc.

Para el brote ocasional de diarrea, agregar un poco de calabaza con pollo y zanahoria. Además se puede añadir probióticos al alimento ya que ayuda a repoblar la flora.

Alimentarlos con una dieta blanda durante varios días puede ser todo lo que se requiere.

Para el vómito ocasional, un ayuno corto (una o dos comidas). Administrar agua poco a poco el agua (una gran bebida de agua puede irritar aún más una barriga con problemas y causar más vómitos) y una dieta blanda pueden ser la solución.

Una dieta blanda consistiría en partes iguales de pollo hervido y calabaza, dado en comidas pequeñas en varias tomas. ¿Cuándo es hora de visitar el veterinario? 3

Los gatos a menudo vomitan debido a bolas de pelo en el estómago. Los gatos de pelo largo parecen tener un problema mayor ya que hay más pelo para ingerir durante el proceso de aseo personal.

La prevención es el mejor curso de acción para los problemas de la bola de pelo: a través del aseo diario y la adición de malta y ácidos grasos esenciales en los alimentos.

También existen piensos para gatos con alto contenido en fibra, que favorece la evacuación de las bolas de pelos, como el Gosbi Sterilized Hairball.

En qué casos si es necesario ir al veterinario

  • El vómito y la diarrea ocurren juntos
  • Sangre en el vómito o la diarrea
  • El vómito o la diarrea duran más de uno o dos días.
  • El animal parece apático.
  • Múltiples episodios de vómitos o diarrea en un corto periodo de tiempo.
  • El animal intenta vomitar sin éxito (a veces con baba)
  • Abdomen distendido o hinchazón
  • Abdomen sensible al tacto.
  • El animal muestra dificultad para respirar o parece tener dolor.

Los animales con heces sueltas crónicas o diarrea, o vómitos crónicos deben ser evaluados por un veterinario para detectar intolerancias alimentarias, alergias u otras enfermedades subyacentes.

Picores

En qué casos no es necesario ir al veterinario

El picor en la piel, las patas o las orejas puede ser un signo de alergias o pulgas.

El picor en la piel nunca es “normal”: no hay razón para que un perro o gato deba tener picazón crónica. La piel seca no es “normal”, no importa cuán caliente o seco sea el aire donde vives. Un animal que comienza a rascarse constantemente necesita atención inmediata porque solo empeorará si espera.

Primero determine si las pulgas son las culpables. Un peine para pulgas es una herramienta absolutamente esencial para todos los hogares con perros o gatos. Incluso si su perro o gato es una mascota de interior, las pulgas pueden encontrarlos.

Primero, busca pulgas porque si no lo haces y las pulgas continúan multiplicándose, para cuando te des cuenta de que tienes pulgas, será mucho más difícil eliminarlas.

Pase el peine para pulgas por el cabello de su mascota. Luego frote el peine entre dos toallas de papel blancas húmedas.

Si crea manchas oxidadas en la toalla, entonces hay una pulga en algún lugar, muy probablemente una familia de pulgas, en tu compañero.

Si sigues peinando, es probable que atrapes a algunos de ellos en el peine. Ahógalos en agua jabonosa ya que se sabe que las pulgas saltan del agua corriente.

Si la prueba de pulgas es negativa, continúe con el tratamiento de posibles alergias. Esto incluye tres pasos simples:

  1. Hacer una dieta de descarte, cambiando de piensos y de ingredientes
  2. Agregar enzimas digestivas a la comida.
  3. Agregar ácido grasos a la dieta, como por ejemplo, aceite de salmón.

Tenga en cuenta que muchos alimentos de alta calidad ahora agregan enzimas digestivas y ácidos grasos esenciales a sus fórmulas, pero NO contienen cantidades suficientes como para ayudar a eliminar reacciones alérgicas y picazón en la piel.

En qué casos si es necesario ir al veterinario

Si el tratamiento en el hogar no alivia o al menos reduce la picazón de su compañero en una semana, se recomienda una visita o consulta con un veterinario.

Infecciones del oído

Las infecciones de oídos son bastante incómodas y su perro o gato lo alertará sacudiendo la cabeza, inclinándola hacia un lado y/o rascándose la oreja afectada de forma persistente o frotándola por el piso o los muebles.

Las infecciones crónicas del oído son, con frecuencia, un signo de alergias. ¿Cuándo es hora de visitar el veterinario? 4

Los perros con orejas “flojas”, como los sabuesos y los cocker spaniels, son más propensos a los problemas de oído. Es posible que estos animales solo necesiten enjuagues más frecuentes con un buen limpiador de oídos.

El mejor tratamiento para la mayoría de las infecciones crónicas leves del oído es mantener las orejas limpias y seguir los pasos descritos anteriormente para tratar las alergias.

Use un lavado de oídos tópico para ayudar a controlar los síntomas y controlar las bacterias mientras ayuda a que el oído de su compañero sane desde adentro.

El aceite de árbol de té es antifúngico y también puede ser útil para controlar la levadura.

Los ácaros del oído pueden causar los mismos síntomas que una infección del oído. Los ácaros del oído son más comunes en los gatos, especialmente los más jóvenes o los gatos al aire libre.

Los ácaros del oído se transmiten por contacto de animal a animal.

La secreción de un oído con una infección puede parecerse mucho a la de un animal con ácaros, por lo que un examen sin microscopio puede hacer que trate la cosa incorrecta.

Cuándo acudir al veterinario por problemas de oído

  • Si los síntomas no mejoran o empeoran, con el tratamiento en el hogar.
  • El animal parece tener un dolor significativo
  • Si sospechas que hay un objeto extraño dentro del orificio.
  • Si el animal sacude la cabeza con tanta fuerza que la oreja se hincha. Esto puede ser un otohematoma y debe controlarse.

Ve SIEMPRE al veterinario por las siguientes razones

  • Bultos y protuberancias. Aunque los perros mayores, a menudo, desarrollan tumores grasos benignos, debajo de la piel, siempre es mejor que revisen los nuevos bultos. Los bultos que son sólidos y no se mueven deben de revisarse lo antes posible.
  • Falta de aliento. Esto puede ser un problema de corazón.
  • Esfuerzo para orinar sin producción de orina: esta es una emergencia inmediata. Un tracto urinario bloqueado puede ser mortal.
  • Cambio repentino en el apetito: puede ser una indicación de enfermedad grave como insuficiencia renal o hipertiroidismo.
  • Pérdida o aumento repentino de peso: puede ser un signo de disfunción tiroidea u otra enfermedad grave.
  • Cambio en el consumo de agua: puede ser un signo de diabetes o enfermedad renal.
  • Cambio repentino de temperamento.
  • Comportamiento letárgico o solitario que dura más de un día.
  • Cojera o cojera crónica (no atribuida a una lesión menor). Puede ser artritis.
  • Problemas de visión, ojos nublados o secreción ocular anormal. Para los problemas oculares no se prestan tratamiento en el hogar. La evaluación veterinaria es importante.
  • Mal aliento persistente: puede ser un signo de trastorno digestivo o una enfermedad dental más grave.

Recuerde que esto es solo una lista parcial. En caso de duda, llame a su veterinario o a la clínica de emergencias local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *